falsos mitos sobre bebes
Crianza

10 falsos mitos sobre bebés

No hay nada tan inocente en el mundo como un padre primerizo. Todo lo que le dicen, se lo cree, por lo que nunca viene mal desmentir algunos falsos mitos sobre bebés de los cuales voy a hablarte a continuación. Al menos, que sepas distinguir entre fantasía y realidad. Aunque no hayas preguntado nada, te llegarán consejos que no necesitas ni fueron pedidos y, por si fuera poco, te digo desde ya que la mayoría son erróneos o están equivocados. Desde remedios de la abuela, hasta experiencias que vivió la tía del padre del primo de la abuela de quien te está contando qué debes hacer. Como prevención, ahí llevas retahíla de falsos mitos sobre bebés.

Déjalo llorar, que así hace pulmones

Esto lo tuve que escuchar yo varias veces con mi niño recién nacido. Es mejor dejarlo desatendido, claro está, llora porque le viene en gana, seguramente. No puede ser que tenga hambre, se sienta mal por algo o cualquier otra cosa…

Este cuento suele venir con otra variante: deja que llore un poco, no lo malcríes. No hace falta comentar, más de lo mismo.

No despiertes al niño para alimentarlo

Mi abuela era una de las que decía: no despiertes al niño, que el sueño alimenta. ¿¿¿WTF??? ¿Para qué quieres darle leche entonces? Eso explicaría por qué mi niño se quedaba dormido con el biberón: estaba sobrealimentándose. Por eso está tan alto y el pediatra le dijo en una de las revisiones: vamos allá con esa barriguilla…

El bebé no puede tomar el sol

Con esa piel tan delicada, ni se te ocurra ponerlo al sol. Después, vendrá la ictericia a poner tu bebé bien amarillo.

Cuando sales del hospital, te recetan vitamina D como complemento a la vitamina que absorbería el bebé a través de la luz del sol. ¿Sabías que este producto proviene del aceite de pescado? A ver si no es mejor poner el bebé al sol durante treinta minutos o una hora al día mientras paseas. Sobre todo, viviendo en el país europeo con más horas de sol al día. Ésta fue la respuesta del médico que trató la ictericia de mi niño.

Échale cereales en el biberón, verás qué bien duerme

Esto, agregado a que el sueño alimenta, convertirá al bebé en una buena bola 😂😂.

Si el niño no duerme, será por muchas causas, no va a ser por quedarse con hambre. Además, si ni siquiera tiene seis meses, recuerda que la lactancia debe ser exclusiva. Todo a su tiempo, ya habrá tiempo de introducirle los cereales a partir de esa edad. Su estómago no estará preparado antes para digerir algo que no sea leche.

Los bebés nadan por instinto

Una de las primeras cosas que monté antes del nacimiento de mi hijo fue el acuario. Me encantaba ver cómo se sumergía y se hacía sus largos…

Sí, es cierto que cuando sumerges un bebé en el agua, éste deja de respirar, pero es una situación bastante peligrosa. Esos pulmones tan frágiles pueden bloquearse. Intenta desbloquearlos después, a ver cómo lo haces entre la presión y el nerviosismo…

Abriga mucho al niño, que no se resfríe

Yo vivo cerca de un colegio, por lo que hay mañanas en las que puedo ver el desfile de niños cebolla. Por más capas de ropa que se quiten, siempre tienen algo más.

El niño, como persona que es, sentirá el mismo calor o frío que sientas tú, por lo que la cantidad de ropa que le pongas debería ser la misma que te pongas tú. Siendo un niño cebolla, correrá más riesgo de resfriarse por sudar y enfriarse posteriormente de forma brusca.

Acaba de estornudar, ya está enfermo otra vez…

Corre, trae el medicamento antes de que empeore… Sí, hay padres adictos a darle jarabe a sus hijos. Es otra prueba de que encontrarás de todo en esta vida, por muy sorprendente que parezca.

Entonces, cuando limpias el polvo y estornudas, ¿estás malo tú también? Pues en el caso del niño, ocurre lo mismo. Un simple estornudo puede significar un acto reflejo limpiando sus vías por otro orificio que no es su nariz.

Los recién nacidos no ven

Estamos hablando de humanos, no de gatos. Tienen los ojos abiertos, por lo que algo verán. A pocos centímetros, sí ven. A medida que van creciendo, van ampliando el alcance de su visión.

Como estarás pudiendo comprobar, hay falsos mitos sobre bebés para todos los gustos.

Dale asuquita pal hipo

Dale, dale. Verás como ya no es el diafragma el que salta. Después de esto, saltará el niño entero…

No uses para todo los mismos métodos que usarías en un adulto, no siempre valen y puedes empeorar la situación.

Córtale mucho el pelo, que así lo tendrá más fuerte

Nada, lo mismo que en los adultos, otro de los falsos mitos sobre bebés. Al ser las puntas más gordas, aparenta más volumen, pero nada, no es real.

Lo de cortarle el pelo al nacer y al año, más de lo mismo. El pelo con el que nace se cae, por lo que no tiene nada que ver con el pelo que tendrá más adelante. En el caso de mi niño, nació prematuro y con mucho pelo. Creo que no se le ha caído aún, pues siempre ha tenido mucho pelo… ¿Ahí si debería haberlo hecho?

¿Conocías estos falsos mitos sobre bebés? ¿Hay algún mito que me haya dejado en el tintero?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Gabriel Benítez Márquez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

La #$%& educación Montessori

diciembre 5, 2021

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad