operación pañal forzada
Crianza

La operación pañal, mejor sin forzar

Hace unos años, escuchaba siempre por todos lados, aunque no quisiera, el tema más pegadizo, la canción del verano. No siempre era la mejor que había salido en todo el año, pero ahí estaba, taladrándote los oídos a todas horas. Este año, siendo padre, puedo escuchar otro tipo de cantinelas y ya no proceden de radios ni equipos de sonido. Ahora proceden de todo aquél que esté cerca de ti. Primero fue El segundo pa’ cuándo y, un poco más adelante, ¿Todavía lleva pañal?.    

Pues eso, ¿todavía lleva pañal?

Pues sí, mire usted, todavía no se lo he quitado. Como cada niño es un mundo con su ritmo interno para hacer y aprender cualquier cosa, no voy a meterle prisa, no voy a hacer una operación pañal forzada. El pediatra nos sugirió que lo intentáramos, pero sin obligarlo. Menos, si cabe, tratándose de algo tan importante como es el control de esfínteres. El niño, ahora mismo, no está preparado y yo no voy a hacer una operación pañal forzada. Tampoco me siento yo preparado para exigir tal cosa.

No depende de la capacidad de aprendizaje del niño ni del empeño que ponga yo. Se trata de un proceso madurativo, por lo que habrá niños más desarrollados en este aspecto y otros que lo estén en menor medida. Pienso que esto debe aprenderse de forma natural cuando el niño madure ese aspecto. Desde mi punto de vista, intentar acelerar el proceso a toda costa, va a acabar resultando en una operación pañal cancelada, teniendo que dejarla para más adelante, o en una mala implantación de la técnica, por llamarla de alguna forma.

¿Quieres saber qué me he encontrado hablando con otros padres? Voy a contarte dos casos, haciendo referencia a lo citado más arriba.

«El próximo año asistirá a la escuela», la excusa perfecta para algunos

“En la escuela, obligan a mi hijo a ir sin pañal, ya no se hacen cargo de cambiárselo, por lo que yo se lo he quitado este verano, aunque a marcha forzada, para que ya el próximo año no tenga problemas porque pueden incluso llamarme en caso de que use todavía pañal y tenga que ir a cambiarlo personalmente”. Esto, lo he escuchado por parte de los padres de un niño que tiene la misma edad que el mío. No se habrán enterado demasiado bien sobre cómo va la película y se están tragando cualquier cosa que les dicen en el centro, pero es que es obligatorio que haya una persona destinada a esto. No me lo estoy inventando yo, lo marca la ley, así que dejémonos de operación pañal forzada.

Otra cosa es que en ese centro no haya por la razón que sea: no hay presupuesto y, por ello, falta de personal, entre otras cosas… Pero, a lo que vamos, que obligatorio es, que solicitándolo y luchando por tenerlo, deberían concederlo.    

«Yo ya se lo he quitado a mi niño. Mira, mira cómo pide ir al baño»

En el polo opuesto a lo anterior, en el que los padres habían llevado a cabo no muy convencidos una operación pañal porque pensaban que no hay más remedio, puedo contarte que, en la primera reunión de la guardería, donde nos hablan sobre el curso, un padre sacaba pecho sobre cómo su hijo pedía ir al baño. Lo bueno fue la respuesta de la maestra: “yo veo perfecto que le haya quitado el pañal, pero vuelva a ponérselo, por favor. Tengo casi a veinte niños más a mi cargo y su hijo ha pedido ir al baño ocho veces en una hora (verdad, verdadera. Llegamos a contarlas porque cada cinco minutos, el niño lo pedía), así que vuelva a ponérselo hasta que el niño se sienta preparado”.

Si el niño hace pipí cada cinco minutos, está claro que no necesita pañal, pues se pasa el día en el baño. ¿De verdad que esto es la operación pañal? ¿Es esto lo que queremos conseguir? Este caso fue el que me inspiró a escribir sobre el tema. No creo que vuelva a encontrar un caso tan claro de una operación pañal forzada y mal implantada.    

En cuanto a mi niño, que siempre te cuento cosas sobre él y hoy te he hablado más sobre lo que ocurre a su alrededor, te diré que sigue con su pañal tan felizmente. Todavía le quedan tallas de pañal por probar, así que dejémosle que vaya a su ritmo, sin prisas. Al igual que al año era un loro y aún ni siquiera gateaba, estoy seguro de que, pasando unos meses, él mismo me pedirá pipí y tendré que llevarlo a que lo haga. Todo a su tiempo.        

¿Has hecho la operación pañal este verano o lo dejarás para un futuro como yo? ¿Qué tal la experiencia?

Comentarios

octubre 3, 2019 a las 2:28 pm

Yo lo hice cuando tenía dos años y pocos meses. Mi hija si estaba preparada porque jugando ya hacía caca en el WC de mentira (un vater que era en realidad una escupidera con esa forma). El pipí fue rodado. En eso no tuvimos problemas, en el habla le costó más. Cada niño tiene su ritmo, pero aquí, en mi comunidad autónoma, tu vas a cambiarlo si es un colegio público. Y no, por mucho pedirlo no te dan a nadie para que te lo cambie. Eso es así y nos toca acatarlo. Ya no cambian a los niños por falta de profesorado y porque se supone que no pueden tocarlos. Después de varios problemas de denuncias por tocamientos y/o cosas más graves, los maestros no cambian a los niños. En fin.. eso dicen.
Animo cuando os toque.



octubre 3, 2019 a las 7:59 pm

Nosotros hemos tenido experiencias muy diferentes con los 3 niños y no puedo estar más de acuerdo con el post en esperar si es posible lo que el niño necesite



octubre 4, 2019 a las 5:45 am

Hola!! Pues yo siempre tuve claro que nunca forzaría a mi hija a quitarse el pañal. Cuando solicitamos la plaza para el cole, como siempre había sido muy difícil entrar en él, me aseguré y la matriculé en una escuela infantil que no me obligaban a quitarle el pañal. El caso fue que entró en el cole y yo pregunté allí que si mi hija en septiembre (con casi 3 pero aún con 2) todavía no estaba preparada para quitarle el pañal podía dejárselo. Y rotundamente me dijeron que NO. Imagínate, todo el mundo diciéndome que empezara la operación pañal que bla bla bla. Yo me negué, tenía claro que no iba a obligarla a hacer algo que no estaba preparada. Pero ella en junio me empezó a decir que ya no quería ponerse el pañal y de un día para otro me pedía ir a hacer pipí y caca con normalidad. Así que pudimos finalmente se quedó en el cole público pero estoy muy orgullosa de no haberla obligado.



octubre 7, 2019 a las 3:52 pm

Totalmente de acuerdo con tu post! No hay que forzar las cosas, si el niño está preparado la operación pañal será un fracaso y una fuente de malos ratos para toda la familia. Mi hijo pequeño entrara al cole y aún le faltarán 3 meses para cumplir los 3 años, miedo me da ya pensarlo! Pero lo que tengo claro es que respetaré sus ritmos. Un abrazo!



octubre 17, 2019 a las 3:52 pm

Yo espero que a lo largo de este curso vaya haciéndolo. A lo sumo, en verano.

¡Gracias por contar tu experiencia!



octubre 17, 2019 a las 3:53 pm

Si es que cada niño es un mundo..

¡Gracias por comentar!



octubre 17, 2019 a las 3:56 pm

Desde mi punto de vista, como he dicho en el post, hiciste lo correcto. ¡Espero que con mi niño pase lo mismo! A ver si algún día me dice que ya no quiere pañal…

¡Gracias por tu comentario!



octubre 17, 2019 a las 3:58 pm

Como dije en el comentario anterior, ¡haces lo correcto!

¡Un abrazo y gracias por comentar!



noviembre 21, 2019 a las 6:05 am

Tal cual lo cuentas. Lo que más gracia me hace es la competición sobre qué niño deja el pañal antes como si fuera un logro que comparar. Lo que hay que estar contento si lo consigue porque es su momento y listo. Muy buen reflexión.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Gabriel Benítez Márquez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

El comedor escolar

septiembre 30, 2019

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad